Cómo sobrellevar el “Homesick”

Por: Claudia Gutierrez – Colaboradora de ILSC Education Group

Acabas de llegar, a penas deshiciste tus maletas, te aseguras de avisar en tu hogar que has llegado bien y por dentro estás  muy nervioso y al mismo tiempo muy emocionado por empezar a vivir la aventura de encontrarte fuera de tu país y lejos de tu familia y amigos, pero…  Han pasado algunas semanas, ya lleva un tiempo que empezaste la escuela, ya tienes un grupo de amigos, sigues rutina diaria y esa emoción que sentías al principio empieza a convertirse en algo diferente.

Al poco tiempo te das cuenta de lo mucho que extrañas tu hogar, de cuánto añoras convivir de nuevo con tu familia y pasar tiempo con tus amigos, se te hace agua la boca sólo de imaginar la comida de tu país y empiezas a sentirte triste y deprimido; ¡Bienvenido el “homesick”!, el cual los especialistas reconocen como un sentimiento totalmente normal y aunque no hay una fórmula que garantice evitarlo, sí hay muchas formas de sobrellevarlo de la mejor manera posible.

Lo primero y más importante de todo es que estés consciente de que por más contento que estés en el lugar en el que te encuentras siempre habrá momentos en los que te sientas “homesick”, así que tómalo con calma y prepárate.

1: Realiza una actividad que te guste que no forme parte de tu rutina de estudio o trabajo

Más allá de la rutina que tengas ya sea por la escuela o el trabajo, busca realizar una actividad que te guste, puede ser practicar algún deporte, alguna clase especial, etc. Esto además puede hacer que hagas nuevos grupos de amigos y que el círculo con el que te relacionas no solamente se limite a tu escuela o tu trabajo. Además, el pasar tiempo realizando una actividad que te encante te mantendrá distraído y te olvidarás por un rato de cuánto extrañas tu hogar.

 

2: Haz de tu nueva casa un hogar

No importa el tiempo que planees vivir en el otra ciudad, así sea algo temporal trata de convertir tu nueva casa en tu hogar, aunque vivas en un Homestay siéntete con la libertad de poner en tu habitación los posters de tus bandas favoritas, cuadros que te gusten (obviamente respetando las instalaciones del lugar en el que te estés quedando), comprar un cobertor de cama que te encante, colgar fotos de tu familia, etc. El chiste es tener un espacio que sientas tuyo, un lugar al que puedas llegar después de un día pesado y sentirte a gusto.

3: Haz una excursión

Siempre dicen que de las situaciones más difíciles salen las mejores cosas y sí, hay días en los que te sientes triste y lo único que quieres es quedarte en casa viendo películas y comiendo palomitas, lo cual está perfecto, ¡pero no lo hagas todos los días! Deja la flojera a un lado y sal a conocer algún lugar que no hayas visitado, muchas veces puedes hacerlo con tus amigos pero hacer este tipo de actividades solo también te hace pensar, conocerte y disfrutarte a ti mismo.

4: Sal con tus amigos

Muchas veces los amigos que hacemos se convierten en nuestra familia en el lugar donde vivimos, y hay fechas en las que es difícil pasarla lejos de la familia como navidades o cumpleaños, así que acércate más a tu grupo de amigos y conviértelos en parte importante de tu vida. Piensa que con ellos puedes pasar navidades increíbles, celebraciones de año nuevo que jamás olvidarás y cumpleaños que por siempre quedarán en tu memoria. Así que haz planes, mantenlos siempre cerca y procura pasar tiempo con ellos.

5: Mantente conectado

Tenemos suerte de vivir en una era en la que para ver y escuchar a las personas que queremos y se encuentran lejos basta con apretar un botón. Así que no dejes de escribirte y hablar con tu familia y amigos, incluso pueden agendar días para hacer un Skype o FaceTime en el que estén todos reunidos y platicar como si estuvieran tomándose un café frente a frente, comparte todo lo que estás viviendo con ellos y entérate de lo que está pasando en sus vidas. Entre más conectado con ellos estés, más cerca estarán de ti.

Si nada de esto logra ayudarte y llevas varios días sintiéndote deprimido y con ganas de tomar el siguiente avión que salga para tu país, lo más aconsejable es que hables con alguien de inmediato, ya que hablarlo muchas veces nos ayuda a encontrar las respuestas que estamos buscando y expresar lo que sientes te hará sentir mejor.

Además de platicarlo con tus seres queridos, siempre puedes acercarte a alguno de los consejeros que tenemos en ILSC, quienes como su nombre lo indica te aconsejarán y escucharán hasta que te sientas mejor y listo para seguir adelante.

¡Ánimo, no estás solo! Recuerda que la experiencia que estás viviendo es única, disfruta cada nueva amistad que hagas, cada día de clases, cada paisaje, cada plato de comida exótica, etc.

¿Te gustaría estudiar en el extranjero? En ILSC tenemos gran variedad de destinos, programas y cursos que pueden interesarte. Da clic aquí para obtener más información y dar un paso adelante en esta aventura.

 

Comments

comments

*

*

Top